lunes, 28 de octubre de 2013

Odisea que vale la pena



¡Que tensión! Ni se imaginan el corre corre que hubo en mi casa por estos días. Mi mamá llevaba años ahorrando para realizar un motivito sencillo con los amiguitos y familiares más allegados en honor al decimoquinto aniversario de mi hermana menor, y la esperada fecha al fin tocó la puerta.

Sacamos cuentas, hicimos la lista de invitados, siempre pensando en los infiltrados, y concebimos un pequeño brindis. Todo marchaba bien, hasta que mi hermana asistió a la fiesta de una compañerita de aula que excedió los límites del hit parade de su escuela. Una botella de ron con refresco tukola por mesa, varios dispensadores, la compañía Malaika animando, las quince parejas con trajes malvas -color preferido de la homenajeada-, y tres buffets (el último incluyó comida), impresionaron a los asistentes.
Llegó mi hermana a la casa, contó los detalles y en los ojos se le veía el anhelo de una celebración parecida. "Negra, no puedo hasta allá, pero tampoco lo pasaremos por alto", le comentó mi mamá. Enseguida bromeé, yendo de lo sublime a lo ridículo con el siguiente ejemplo: "No, tus quince serán como los de Elizabeth, repartiremos la cajita del lado de la familia y para los amiguitos solo crema de vié."
El tiempo pasó demasiado rápido, y tras buscar los espaguetis para la ensalada fría por todo Santiago de Cuba, el día antes no los habíamos encontrado. Corre al Marvy, nada, bueno, al menos sacaron la mayonesa. Vuelve, nada todavía, ¿qué hacemos ahora? ¡Una fiesta sin ensalada no es fiesta! Llama a Lady Martha en Guantánamo, pídele que los compre y los traiga, aquí se les pagan. Y ahora, no nos alcanzan los vasitos desechables, riega la bola, aparecen poco a poco.
En las últimas horas, mi papá empezó con la cantaleta "La niña debe bailar el vals", nosotras refunfuñando: "Pero ya es tarde y ni siquiera tiene pareja de baile". Agarramos a José, el vecinito más bonito, dale un curso intensivo de dos horas para aprender a marcar el vals, listo, podemos empezar.
Van entrando invitados y colados, me preocupa el exceso de gente y que las cajitas no alcancen, comenzamos a repartir. "Faltan los de mi aula", reclama mi hermana. Pica más cake, extiende la ensalada y coloca pastelitos. Recoge otra vez a Marilyn, la vecina de al lado, es su tercera caída, está borracha e intenta sonsacar a mi primo Oscar cantándole muy desafinada. Por favor, alguien la controle.
En la esquina contraria, los adolescentes bailan La samba de la vida, todos sonríen un ratico abajo y un ratico arriba. Mi hermana en el medio "da más cintura que un chipojo cruzando un río", como diría mi jefe. Se ve feliz, está disfrutando su fiesta, nosotros estamos satisfechos.
Curiosa por el origen de tan alto acontecimiento, que tanto nos hizo sudar, estuve investigando y en la revista Muchacha plantean que se desconoce cómo y cuándo comenzó  a ser una práctica tradicional. El festejo parece guardar relación con una antigua fiesta azteca, de la que se apropiaron los colonizadores españoles y extendieron a varios países de América Latina.
"En el caso cubano, se sabe que hacia 1836 una crónica recogió un tipo de fiesta y baile público con el que puede asociársele. Tan arraigada es la tradición en nuestra sociedad que existió, incluso, un sistema nacional que proporcionaba algunos productos y bienes básicos para la celebración (…) a mediados de los años 80 se propusieron nuevas formas de festejo como las casas en la playa, viajes turísticos como la llamada Vuelta a Cuba o a los países socialistas, estas posibilidades se perdieron con el advenimiento del período especial", refiere el artículo. 
Alejándonos de la idea de presentar a la ya no tan niña en sociedad, pienso que independientemente del gasto económico y energético que representa celebrar unos quince hoy para cualquier familia cubana, no debemos dejarlos pasar por alto. Dentro de las posibilidades de cada uno, vale la pena darle a nuestras hijas, hermanas, sobrinas o ahijadas un grato recuerdo de la edad de ensueños.
                                                          
                            María de las Mercedes Rodríguez Puzo

2 comentarios:

  1. Muy interesante tu blog. Te invito a que también revises los nuestros, realizados en la UCI, Cuba. Te dejo los enlaces y una descripción de ellos. Puedes colaborar con nosotros si lo deseas.
    Cybermambí es un blog que busca mostrar los avances tecnológicos de Cuba y el mundo, así como reflexionar y analizar sobre el aprovechamiento positivo de las ventajas que brindan las TICs. Igualmente se analizan las consecuencias de un uso desmedido o inapropiado de estos avances.
    http://cybermambi.wordpress.com/

    Cuba X Dentro es un blog cuyo propósito es ser un vehículo que permita acercarse a la realidad cubana actual desde diferentes aristas de la escena nacional, así como mantener actualizado a los cibernautas de los fenómenos y acontecimientos que se desarrollan en el mundo. Pretendemos incentivar la polémica desde la perspectiva revolucionaria, con acento en el diálogo entre las nuevas generaciones y su realidad circundante. Este espacio servirá para defender a Cuba y su pueblo de la guerra mediática a que son sometidos constantemente
    http://cubaxdentro.wordpress.com/

    Jóvenes por los 5 El blog es fundado en mayo del 2011 con motivo de ser el medio en la web para promocionar y dar cobertura total al III Evento Juvenil de Solidaridad con los 5. Se publicó toda la información referente al evento como el programa, fotos, videos, entrevistas, noticias etc...
    Luego de concluido el evento el blog se utiliza para divulgar la verdad sobre el caso de los 5 héroes prisioneros a través de secciones, noticias, artículos extraídos de otros medios y creados por los periodistas y/o colaboradores del blog, así como otros servicios de valor para los internautas,
    Dirigido a la red nacional y mundial Jóvenes por los 5 pretende llegar a todas las personas interesadas en el caso de los 5 héroes, propiciar la solidaridad con el caso por parte de la comunidad mundial, divulgar la realidad y desmentir cualquier campaña que se realice contra los cinco.
    URL: http://justiciaparaloscinco.wordpress.com/
    Versión en Inglés: http://justiceforthe5.wordpress.com/


    ResponderEliminar